Caricaturas

Ya en mi más tierna infancia me gustaba dibujar, entre mis recuerdos más antiguos está ese, en el que me veo en la escuela del pueblo, trazando desaforadamente órbitas electrónicas al rededor de un núcleo atómico. Tengo que admitir que en esa época no sabía lo que hacía… Con la práctica, no siempre constante, llegué a hacer retratos unas veces porque sí y otras por encargo.

En ocasiones al retrato físico le añadía rasgos de la personalidad del afectado en modo caricatura. Llevé uno a una tienda-galería de enmarcaciones, les gustó el estilo hasta el punto, que me consiguieron unos cuantos encargos.

Página en desarrollo y experimentación…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *